domingo, 1 de julio de 2012

Siempre hay un roto para un descosido



Todo va viento en popa, como se suele decir. Volvés a confiar o mejor dicho, intentas con todas tus fuerzas hacerlo. Al principio te resistís, pero con el pasar del tiempo empezás a aflojar. Todavía retumba esa voz en tu cabeza que te dice no seas boluda, no te enganches… Si fuera tan fácil como hacerle caso a esa voz, no existirían los corazones rotos. Pero bueno, por un momento ingenuamente pensamos que podemos controlar a nuestro corazón.

Al pasar el tiempo eso de “todos son culpables hasta que demuestren lo contrario” te empieza a sonar un poco injusto. Hacer pagar los platos rotos a alguien que no se lo merece no está bueno. Así es que empezás a notar y a valorar todas esas cosas que hace por vos. Pasas de decir cosas como “Mirá como me chamuya, a cuántas más les irá con este verso”  a algo más como “Mirá lo que me dice, me mueeeero ♥”  (todo eso acompañado de una buena cara de boluda). 
Ya está, estás totalmente perdida. Pasas más tiempo en su perfil de Facebook que en el tuyo propio. Lo empezás a celar, pero claro te aguantas. Ves como simpatiza con alguna chica y vos estás ahí, aguantándote a más no poder. Sonriendo despreocupadamente (así crees que se ve). Te empieza a latir esa vena en la cabeza, pero vos seguís ahí fingiendo que está todo más que bien. Es que claro, no querés meter la pata (todavía no).
Les contás a todas tus amigas sobre él. Es más, no podes dejar de meterlo en todas las conversaciones. –Como te decía, pensaba ponerme una remera verde.. -¿Verde? Ayyy, verde es su color preferido <3

Uhhh, mi vida. Mi querida ingenua, ahora sí que estás en el horno. No niego que enamorarse es muy lindo, pero hay un lapso de tiempo en el que nos volvemos literalmente estúpidas. No podemos razonar, no podemos ser objetivas, no podemos concentrarnos en nada… digamos que nos compramos un pasaje a Villa Tórtolos (sólo de ida). Estamos lo que se dice en una nube de pedos. Ahí flotando, esperando no caernos y reventarnos la cabeza de un porrazo.

Todo va tan bien, pero las cosas no siempre salen como nosotras esperamos. Puede ser más tarde que temprano, puede ser más repentino o más progresivo, pero llega ese momento en el que las cosas dejan de cuadrar. Quizás nos ilusionamos muy rápido, quizás confiamos en la persona equivocada. Sea lo que sea, al susodicho se le empieza a ver la hilacha. Empezás a notar que ya no te busca como antes. Ya no te escribe, excepto si está necesitado de cariño y atención. Se vuelve frío, bipolar, desconfiado, cerrado…algo está pasando. Pero bueno, esos detalles los dejamos pasar un buen tiempo. Porque no lo queremos perder. 

Llega un momento en el que más que verse la hilacha, se empieza a descoser por completo. Ya no hay cómo sostener la situación. Son más las cosas que te hacen sufrir, que las cosas que te hacen bien. Más los momentos de tristeza que los de alegría. La balanza obviamente se inclina para un lado más que para el otro, y no es nada bueno.
Qué difícil es decir adiós. Tan difícil seguir adelante, cortar por lo sano. El sentimiento de cariño y amor nos enceguece. Justificamos nuestro dolor, hasta incluso nos culpamos por sentirnos así. Damos oportunidades una y otra vez. Hacemos oídos sordos a cosas que son muy obvias, incluso para nosotras.

Ese dolor y esas dudas las aguantamos, pero todas tenemos un límite. En algún momento llega el día en el que el dolor opaca todo lo demás. En el que ya no reconocemos a esa persona que en algún momento nos enamoró. Incluso no nos reconocemos a nosotras mismas. ¿Hasta qué punto vale la pena conservar algo así? Algo que nos transforma en nuestra peor versión. 

Es hora de hacer borrón y cuenta nueva. Lo importante es una darse cuenta y hacer algo al respecto. El día que ellos se den cuenta, ya no podrán hacer nada. Que sean ellos los que se queden con la impotencia, yo ya no la quiero. Dicen que “siempre hay un roto para un descosido”, la verdad es que ya me cansé de rotos, me cansé de descosidos. Ya tengo una lista casi interminable de ese tipo de personas y la conclusión es que mejor tenerlos bien lejos. No me voy a arrepentir, pero tampoco me quiero tropezar nuevamente con la misma piedra. Ya no me queda hilo ni agujas para ir cosiendo por la vida. Si hay alguien a quien quiero enmendar, es a mi misma.

¡Un abrazo grande!
Gigi 



35 comentarios:

  1. ME ENCANTOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO

    ResponderEliminar
  2. Frase celebre...Ya no me queda hilo ni agujas para ir cosiendo por la vida. Si hay alguien a quien quiero enmendar, es a mi misma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tenemos que empezar a preocuparnos un poco más por nosotras mismas :)

      Eliminar
  3. es increíble como detallas a la perfección todo. Todo es absolutamente cierto. y lo peor es que, aunque decimos nunca mas, volvemos a caer en ese estado de estupidez, una y otra vez. Me encanta leer tus escritos! Gracias!Melina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Melina :)
      Es cierto lo que decís, no podemos controlar lo que sentimos y por eso seguimos cayendo varias veces. Pero también hay que verle el lado positivo. Las cosas lindas son las que no podemos controlar
      Beso grande!!

      Eliminar
  4. Aouuchhhh.... la pura realidad! En fin... siempre hay que pensar positivo...pero como dices tu: ahora solo me quiero amar a mi misma :). Un beso desde mexico!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero claro, lo primero y principal es amarnos a nosotras mismas. Un beso grande desde Uruguay ;)

      Eliminar
  5. Me encanto! Ahora escribi por favor sobre que hacer cuando ya dijiste adios y en el intento de remontarla te encontras con mas pelotudos del que dejaste en el camino! jajaja graciasssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te recomiendo que leas esta nota:
      http://curadasespanto.blogspot.com/2012/03/el-boludo-de-turno.html

      Aunque tenes otras para leer que quizás te sirvan ;)
      Besote!!

      Eliminar
  6. Voy por la etapa del "mira lo que me dijooo!!" y "ayy verde es su color preferido" y ya tengo miedo d lo q se me viene...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tranquila corazona, no todo tiene por qué ir mal :)
      Sólo estate atenta, pero disfruta por sobre todas las cosas.
      Besote!

      Eliminar
  7. Me encanto!! era justo lo que necesitaba leer.. me re identifica en este momento!! que dificil es volver a confiar y ver como te rompe una y otra vez el corazon, sera que somos muy ilusas??

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y creo que sí, a veces somos muy ilusas. Pero otras todo lo contrario. No está bueno desconfiar al límite de no poder ilusionarnos, ¿no?
      Yo estoy pasando por eso y es un martirio jaja
      Beso grande!

      Eliminar
  8. La verdad que si nos ilusionamos muy rapido, y pasamos por esas etapas del sera o no sera, hay lo detesto justo estoy pasando por eso!=(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A no desesperar linda, quizás en tu caso no haya tal caída. Tampoco podemos perder la esperanza, ¿no?
      besote!

      Eliminar
  9. Impecable como siempre!! felicitaciones!! :)

    ResponderEliminar
  10. ay no.. yo ando por el "me mueroo. mira lo que me dijo" aunque me da medito xqe el vago es un histerico bipolar.. (es mi primer histerico bipolar ajjja) y temo a lo q pueda causarme :(
    Marie

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uyy Marie, histérico bipolar. Tenes bastante para entretenerte jaja. Muchas de nosotras pasamos por eso y no es fácil, pero quizás valga la pena en tu caso. Después nos contas como te fue. Fuerza y arriba!

      Eliminar
  11. Jajaja, muy bueeena la nota!
    Esa frase "todos son culpables hasta que demuestren lo contrario" es mi premisa de hace rato, lo peor es que te resistis hasta más no poder y cuando te diste cuenta... es taaaaaardisimo!!!!

    Cin

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja es así. A veces por más que intentemos razonar y ser fuertes, terminamos cayendo. Por otro lado algunas veces caer está bueno. Dicen que la mejor manera de superar una tentación es cayendo en ella. Para pensar ;)
      Besote!

      Eliminar
  12. Wow! es muy real! cuanta razón! tengo 17 y bueno, me pasan estas cosas como a cualquier adolescente en esta etapa en la que te enamoras, te ilusionas y vivís en la nube de pedo. Me paso algo parecido, creí como una estúpida que me quería, que por ahí PODÍA SER ESE ALGUIEN bueno. pero...me equivoque. Lo perdone muchas veces, y los perdones fueron patéticos ya que... después me di cuenta que lo hice sin pensar.
    Lo quiero obvio, la última vez que estuvimos me dijo de estar que no iba agarrarse a nadie más, que me iba a escribir y todas esas cosas que una cree, por quererlo, por pensar que va a cambiar. Todo el mundo me dice: NO te conviene, sufrís al dope. Pero... ¿Cuándo voy a caer? tarde... porque yo ya entiendo el fin de todo este "cuento" porque mi cabeza lo sabe... pero mi corazón... no
    Perdón! quería solo decirte que esta muy bueno el blog y el post... pero se me fue de mambo el comentario. En fin, seguí así que me encanta, me siento MUY identificada en cada cosa! saludos!

    ResponderEliminar
  13. No se si mi comentario se publico, pero bueno vamos a empezar de nuevo a escribir.
    Primero, me sentí muy identificada y es lo que realmente me pasa y siento siempre! Siempre nos equivocamos y bueno... por no escuchar a los demás SEGUIMOS AL CORAZÓN.
    Segundo, me voy por fin UN SÁBADO BIEN, ALIVIADA QUE NO SOY LA ÚNICA QUE SUFRE POR AMORES IDIOTAS. Me siento mejor, que se yo.... siento que pueden entender lo que me pasa jaja.
    En fin, me encanto... con solo 17 años viví cosas similares a estas y las sigo viviendo, y en el camino que me sigue caminar espero transitarlo de una manera MADURA y que si obtengo golpes o caídas espero... hacerlas con una enseñanza.
    Un beso, sigan así SON GENIALES! SALUDOS!!!!!!!! LAS SIGO Y PUEDEN PASARSE POR MI BLOG!

    ResponderEliminar
  14. noooooooooooooo justamente me esta pasando esto :( identico pero voy por la parte de qe sigo confiando y con decirme algo lindo ya me calma,pero bueno en mi caso le pongo pila y no es el unico jajaja tengo qe divertirme,no? obviamente me encanta y cda dia mas,pero el no es un santo asiqe no tengo porqe esperarlo.viva la vida !

    ResponderEliminar
  15. Yo tb paso x lo mismo. Yo dsd luego no volveré a cnfiar en semejante hipocrita. No sé si es mejr qu te dejen sin explicaciones o te lo diga x mail!
    Ambas no sn buenas.yo solo me quiero morir
    Eso si jamas le perdnaré todo el daño causado

    ResponderEliminar
  16. GENIA, GENIA! ahora contame, cómo hacemos cuando una y otra vez te pasa esto? cuando tus únicas experiencias tratan de esto? cómo crees en alguien? cómo te das cuenta cuando llega esa persona con la que podés armar esa familia que tanto añorás? el cambió debería empezar por mi entonces? tengo q conocerme! pero, qué es lo que hago mal?? jejeje..gracias por acompañarnos con tus notas!! levantan el ánimoo!!

    ResponderEliminar